Radio Digital Terrestre en todo el mundo.

La radio: novedades, últimos cambios ...
Avatar de Usuario
manuelj_baeza
Mensajes: 2287
Registrado: 06 Oct 2010, 14:26
Ubicación: Acción y efecto de ubicar
Contactar:

Re: Radio Digital Terrestre en todo el mundo.

Mensaje por manuelj_baeza »

No me puedo creer que puedas escuchar continuamente radio lineal con Tune In por streaming sin tener interrupciones. A poco que sales a carretera empiezas a pasar por zonas donde hay menos células de telefonía y ya empieza a resentirse la señal móvil, y llenar todo el campo de células 4G/5/30G me parece que es matar moscas a cañonazos, cuando zonas de decenas de kilómetros pueden ser cubiertas fácilmente por apenas un poste DAB/DAB+.
mike78
Mensajes: 105
Registrado: 31 Ene 2012, 14:14
Contactar:

Re: Radio Digital Terrestre en todo el mundo.

Mensaje por mike78 »

Efectivamente. Es mucho mas eficiente una sola emisión Dab que miles de conexiones de datos. Estamos de acuerdo

Pero el Dab ahora mismo solo cubre Madrid y Barcelona con graves deficiencias. La unica alternativa viable es Fm y Am, que tiene mucha vida por delante.

No he querido desviar la atención sobre la radio digital, pero a día de hoy, para escuchar música tiro mas de Spotify en casa y memoria usb en el coche.

Solo quería hacer ver que el Dab me ilusionó en su momento, pero hoy en día no lo uso, a pesar de tener cobertura y una antena dedicada en mi comunidad de vecinos
Avatar de Usuario
ElcheTV
Mensajes: 351
Registrado: 07 Oct 2010, 04:25
Ubicación: Mi nick te la dice.
Contactar:

Re: Radio Digital Terrestre en todo el mundo.

Mensaje por ElcheTV »

Sin quitar la razón en cuanto a TuneIn en recorridos largos por carretera y los diablos de la cobertura móvil, dudo muchísimo de las bondades del DAB(+) en movilidad.

En FM puedes escuchar la misma emisora durante muchos kilómetros y, si pasas por una zona de recepción mediocre, no desaparece por completo el audio (recibes soplido, pierdes el estéreo... pero puedes seguir la emisión).

En DAB(+), a la que flojee la señal, crujidos desagradables (como cuando pixela la TDT, más o menos) o la nada más absoluta.

La TDT es una evolución lógica desde el momento en el que la TV se suele recibir con antenas que no se mueven. La radio digital... bueno, lo dicho. Muy bonita en la teoría, el papel lo aguanta todo.
Astra 19,2º E + Hot Bird 13º E
Avatar de Usuario
MPM1995
Mensajes: 678
Registrado: 15 Ene 2012, 20:48
Ubicación: Cuenca
Contactar:

Re: Radio Digital Terrestre en todo el mundo.

Mensaje por MPM1995 »

Pongo por aquí esta firma invitada de Rafa Bernardo en el blog de Gorka Zumeta:
Gorka Zumeta escribió:Radio analógica y radio digital, frente a frente, por Rafael Bernardo
El "desasosiego" de la radio en movilidad en España
"El mayor problema de la FM hoy en día es la recepción en movilidad: resulta materialmente imposible escuchar las emisiones de FM a bordo de un vehículo con una calidad medianamente aceptable"

Quisiera agradecer en primer lugar la invitación que me ha hecho Gorka Zumeta para exponer en su magnífico y documentado portal mis puntos de vista sobre la situación actual de la radio analógica y digital. Si bien quiero advertir que no es mi intención despacharme aquí y ahora con una exposición científica de alto nivel plagada de fórmulas y algoritmos que pretendan proclamar las ventajas e inconvenientes que pudieran tener determinados sistemas de radiodifusión sonora digital terrestre respecto a otros (de los muchos que se han propuesto o los no tantos que han conseguido imponerse comercialmente), pues tampoco es mi intención plantear alternativas tecnológicas a la situación de facto que ya existe actualmente (y que se me antoja irreversible), sino a comentar mi impresión personal sobre lo que está ocurriendo con la radio, y más concretamente con la radio en movilidad, y particularmente en nuestro país, cuya situación –en mi caso, al menos– me produce un gran desasosiego cada vez que cojo mi nuevo coche y enciendo su radio de última generación (dotada, por supuesto, de FM, DAB y DAB+).
Con el transcurso de los años la calidad de la recepción de las emisiones en FM se ha ido degradando por varios motivos, entre ellos la saturación del espectro radioeléctrico motivada tanto por las sucesivas oleadas de nuevas concesiones administrativas de emisoras como por la proliferación de otras estaciones piratas que emitían en frecuencias no autorizadas, lo que incrementaba notablemente la probabilidad de interferencias en la recepción. En estos casos la calidad de la recepción podía intentar mejorarse buscando una mejor ubicación del receptor, y también (o además) reorientando su antena.
"Si nuestro gobierno no quiere ser el hazmerreír tecnológico de la Unión Europea en materia de radiodifusión digital, y nuestros radiodifusores evitar posibles demandas que van a llegar en cuanto algún avispado abogado con radio DAB+ en su coche se percate de la inutilidad de su receptor, considero fundamental que se retome sin más demora la senda de la transformación tecnológica hacia la DAB+"

Pero el mayor –y yo diría que irresoluble– problema de la FM hoy en día es, bajo mi punto de vista, la recepción en movilidad: resulta materialmente imposible escuchar las emisiones de FM a bordo de un vehículo con una calidad medianamente aceptable. Y ello por varias razones, a saber:
En los núcleos urbanos, sobre todo los de las grandes poblaciones, la recepción en movilidad se ve gravemente perturbada no sólo por las interferencias de emisiones no deseadas generadas por otros radiodifusores que emiten en el mismo canal y/o en canales adyacentes, sino también por la recepción múltiple (ecos) de las propias emisiones que desean ser escuchadas, las cuales llegan desfasadas a la antena receptora del vehículo tras recorrer diversos trayectos de distintas longitudes (multitrayecto), por haberse reflejado en diferentes obstáculos (téngase en cuenta que las longitudes de onda de las emisiones de FM son de unos 3 metros), generando molestos desvanecimientos en la señal recibida.
En las zonas interurbanas los problemas anteriores tienen menor importancia, dependiendo de la orografía y otras características del área por la que circule el vehículo; pero aparecen otros, como la pérdida de la recepción de las señales procedentes de emisoras locales que, por regla general, tienen una escasa cobertura al emitir con potencias pequeñas y tener ubicadas sus antenas transmisoras en cotas relativamente bajas. Téngase en cuenta que en nuestro país solamente las emisoras de gestión directa (las de RNE y las autonómicas) tienen una gran cobertura por disponer de emplazamientos en cotas privilegiadas y transmisores de alta potencia, y además transmiten mayoritariamente en cadena (es decir, la misma programación). Pero si el radioyente en movilidad desea recibir emisiones de radio de gestión indirecta (privadas) éste se verá obligado a resintonizar su receptor cada vez que pierda la señal, lo que supone no sólo una incomodidad sino también un riesgo para su seguridad, a menos que el receptor esté dotado del sistema RDS, en cuyo caso podría tener activada la sintonización automática (AF) a una frecuencia alternativa, si bien esto podría representar –en determinadas ocasiones– un inconveniente en lugar de una ventaja si lo que se está escuchando es una programación local y no en cadena, ya que el contenido de la programación cambiará bruscamente dependiendo de las irregularidades del terreno por el cual está circulando el vehículo, ya que la visibilidad entre antenas transmisora y receptora es un factor determinante para la correcta recepción de las ondas métricas.
"La transición de la radio analógica a la digital tiene un coste, pero no es instantáneo, sino gradual. Como ya existen emisiones de DAB en las dos principales ciudades del país, una primera etapa podría consistir en la digitalización de la cobertura en movilidad a lo largo de las seis autovías nacionales, lo que proporcionaría una sintonía estable y de gran calidad durante largos desplazamientos"

Situación actual de la radiodifusión sonora digital terrestre en España
Transcurridos ya nueve años desde la aprobación del vigente Plan Técnico Nacional de la Radiodifusión Sonora Digital Terrestre (y veintiuno desde la aprobación del Plan inicial), convendría analizar los avances que se han producido desde entonces repasando un extracto de las medidas aprobadas entonces, aunque para no extenderme demasiado voy a referirme solamente a los objetivos del Real decreto, y que figuran en el punto 1 de las medidas incluidas en el Acuerdo:
a) Establecer expresamente el principio de neutralidad tecnológica de manera que se pueda realizar la migración a la tecnología DAB+, en línea con los acuerdos adoptados por los agentes del sector en España, así como con las iniciativas que se están llevando a cabo en otros países de la Unión europea.
b) Modificar las exigencias de cobertura para facilitar la implantación de la nueva tecnología. Se reduce, transitoriamente, la obligación de cobertura del 50% de la población, al 20%. Se establece un plazo de 1 año desde la aprobación del real decreto, en el cual deberá proporcionarse esta cobertura del 20% con tecnología DAB+, que deberá ser similar a la cobertura existente en FM (interiores, túneles, etc.), en aquellas zonas en las que se proporcione.

En efecto, se ha reducido la cobertura al 20% de la población (que no del territorio), pero de forma tramposa: esa cobertura poblacional se logra con sólo con dos transmisores (el de Collserola en Barcelona y el de Torrespaña en Madrid), que solo operan en DAB (salvo Radio María, que sin autorización difunde en DAB+) y que no tienen –ni de lejos– una cobertura similar a la existente en FM, ni en interiores ni –mucho menos– en túneles. Baste mencionar que, en el caso de Madrid, por ejemplo, la señal se pierde en numerosas calles del centro de la ciudad (en el interior del anillo de la M-30) o circulando por un pequeño túnel como el de Cuatro Caminos. Por otra parte resulta inexplicable que, a pesar de emitirse solamente desde dos centros emisores, no se haya migrado aún al sistema más eficiente DAB+ que posee, entre otras virtudes, la de multiplicar la capacidad de sus canales. ¿O tal vez precisamente sea ésta la razón por la cual los radiodifusores actuales están más cómodos con la DAB, para tener menos competencia?

En lugar de seguir la senda marcada por la legislación vigente, nuestros radiodifusores nunca manifestaron entusiasmo alguno por la radio digital; quisiera suponer que ello fue debido a problemas presupuestarios para afrontar los gastos adicionales que supondría la difusión de la DAB mientras durase el período transitorio hasta que se produjese el apagado de la FM, aunque más bien me temo que la verdadera razón reside en cerrar la posible entrada de nuevos operadores que les hicieran la competencia. Por ello, y con la presunta intención de seguir marginando a la DAB, optaron por plantear un extravagante (técnicamente hablando) proyecto denominado radio híbrida, que consiste básicamente en fomentar la sintonización de sus emisiones a través de receptores de FM instalados en equipos y teléfonos móviles, enviando simultáneamente metadatos a través de internet con el fin simular una radiodifusión digital y ahorrarse los elevados costes que les supondría la difusión de sus programas a esos receptores por streaming. Esta iniciativa cristalizó en un acuerdo de creación del “Foro de la Radio Híbrida” que firmaron el 15 de enero de 2018 los representantes de la Asociación Española de Radiodifusión Comercial (AERC), RNE y FORTA, haciendo creer a la opinión pública que –de este modo– se lograría “el mayor impulso posible en la digitalización de la Radio en España” [sic]. Todo ello con el beneplácito de la Dirección General de Telecomunicaciones, en cuyas dependencias tienen lugar (o han tenido) las correspondientes reuniones.
Por otra parte, resulta un tanto sorprendente la complicidad de los radiodifusores públicos con los privados en este singular proyecto, puesto que sus intereses tanto programáticos como tecnológicos son, cuando menos, divergentes; aunque hay que reconocer que la situación por la que atraviesa actualmente la Corporación RTVE, desprovista sine die de su Consejo de Administración, no es la más adecuada para plantearse seriamente el futuro digital de RNE.
En cualquier caso, considero que esta anacrónica deriva de los radiodifusores es un inmenso error porque, además de constituir un fraude tecnológico (los contenidos seguirían emitiéndose de forma analógica –en FM convencional– y no digital), no parece que los operadores de telefonía vayan a tener intención alguna de habilitar el funcionamiento de los receptores de FM que los teléfonos de sus abonados pudieran tener incorporados para facilitar el negocio de los radiodifusores, en contra de sus propios intereses comerciales.

"Resulta un tanto sorprendente la complicidad de los radiodifusores públicos con los privados en el FR Híbrida, puesto que sus intereses son divergentes; aunque hay que reconocer que la situación por la que atraviesa actualmente la Corporación RTVE, desprovista sine die de su Consejo de Administración, no es la más adecuada para plantearse seriamente el futuro digital de RNE"

El marco europeo
No voy a decir aquí que la DAB+ sea el mejor sistema de radiodifusión digital para la transición desde la FM analógica, pero es cierto que esta tecnología ya dispone de normativas técnicas consolidadas en Europa; incluso ya existe un país (Noruega) donde se ha producido el apagón analógico completo el 13 de diciembre del año 2017. Y en otros, como Reino Unido, Alemania, Suiza, Italia, Francia, Dinamarca y Austria se ha avanzado considerablemente en la introducción de la DAB+.
Aparte del manifiesto desinterés de nuestros radiodifusores, en el retraso de la implantación de la radio digital en España también influyó el hecho de no haberse incentivado la fabricación y venta de receptores con esta tecnología, como ha sucedido –por ejemplo– en Italia. En todo caso, ya no se sostiene la excusa de la escasez o carestía de los receptores digitales, pues existen en el mercado numerosos receptores portátiles con precios a partir de veinte de euros; y por lo que se refiere a los receptores en vehículos, la Directiva (UE) 2018/1972 establece en su Anexo XI.3 (Interoperabilidad de los receptores de servicios de radio para automóviles) que “Todo receptor de servicios de radio integrado en un vehículo nuevo de la categoría M disponible en el mercado para su venta o alquiler en la Unión a partir del 21 de diciembre de 2020 deberá incluir un receptor capaz de recepción y reproducción de, al menos, los servicios de radiodifusión ofrecidos a través de la radiodifusión digital terrestre”.

¿Cuáles son los costes de la transición?
Por supuesto que no voy a cometer la osadía de hacer una estimación, ni siquiera aproximada, de las inversiones necesarias para establecer una red de difusión de la DAB+ en nuestro país y de los consiguientes costes de explotación de la misma; para eso existe un operador de red que se supone habrá tenido tiempo de hacerlo y revisarlo varias veces a lo largo de estos últimos veinte años. Pero cuando se saquen a relucir esas cifras habrá de tenerse en cuenta que, una vez superado el período de transición mediante el simulcast de las emisiones bajo ambas tecnologías (analógica y digital), se me antoja que los costes de explotación de la red de difusión digital deberían ser inferiores a los de la anterior red de difusión analógica.

"En el caso de Madrid, la señal DAB se pierde en numerosas calles del centro de la ciudad (en el interior del anillo de la M-30) o circulando por un pequeño túnel como el de Cuatro Caminos. Y resulta inexplicable que no se haya migrado aún al sistema más eficiente DAB+ que posee la virtud de multiplicar la capacidad de sus canales. ¿O tal vez precisamente sea ésta la razón por la que los radiodifusores actuales están más cómodos con la DAB, para evitar la competencia?"

No obstante, para hacerse una idea comparativa de los costes asociados a la radiodifusión sonora a través de tres tecnologías diferentes (FM, DAB y streaming), la Revista Técnica de la UER de julio 2017 titulada Cost-benefit analysis of FM, DAB, DAB+ and Broadband for radio broadcasters and listeners ha hecho un estudio (que incluye cifras para España) en el que se resume que “Aunque el modelo de radiodifusión que disfrutamos hoy no es económicamente viable cuando se transfiere a un modelo de distribución por internet, los resultados muestran que la radio digital es favorable en comparación con la radio analógica, incluso para las audiencias más pequeñas asociadas con estaciones de radio regionales y locales”.

¿Y qué podemos hacer ahora?
Pues si nuestro gobierno no quiere ser el hazmerreír tecnológico de la Unión Europea en materia de radiodifusión digital, y nuestros radiodifusores evitar posibles demandas que –más pronto que tarde– van a llegar en cuanto algún avispado abogado con radio DAB+ en su coche se percate de la inutilidad de su receptor, considero fundamental que se retome sin más demora la senda de la transformación tecnológica hacia la DAB+, para lo cual habrán de iniciarse de manera inmediata conversaciones entre todas las partes involucradas (gobierno, organismos reguladores, radiodifusores, operadores de las redes de transporte y difusión, consumidores y usuarios, etc.), de forma que se cumplan rigurosamente, en el plazo más breve posible, las disposiciones legales sobre la materia actualmente en vigor.
Esta transición de la radio analógica a la digital tiene –evidentemente– un coste, pero éste no es instantáneo, sino gradual. Puesto que ya existen emisiones de DAB en las dos principales ciudades del país, una primera etapa podría consistir en la digitalización de la cobertura en movilidad a lo largo de las seis autovías nacionales (comenzando por la que une Barcelona con Madrid), lo que proporcionaría una sintonía estable y de gran calidad sonora en los receptores a bordo de vehículos durante largos desplazamientos.

Conclusiones
Para terminar, quisiera compartir con el lector unas cuantas reflexiones sobre la dicotomía analógica-digital de la radiodifusión sonora en nuestro país:
El advenimiento de la FM constituyó en su época un referente en cuanto a la calidad sonora de las emisiones radiofónicas musicales existentes hasta entonces (¿recuerdan las emisiones del Segundo Programa de RNE?). Hoy en día, cualquier reproductor digital de bolsillo es capaz de reproducir miles de archivos musicales almacenados en una diminuta memoria con una calidad muy superior a la que ofrece la FM, lo que ha provocado una desafección hacia esta tecnología analógica por parte de los radioyentes de cualquier tipo de contenidos musicales.
Por lo que se refiere a la recepción en movilidad, la calidad de las emisiones de FM hoy día es inaceptable y la de las emisiones en DAB intolerable (en los pocos emplazamientos donde puede recibirse), además de que sus contenidos son una mera repetición de los analógicos sin aportar ninguno de los valores añadidos que proporciona esta nueva tecnología (lo que, evidentemente, no coadyuva a fidelizar la mínima audiencia de la que dispone).
"Si este proceso no se acelera, veremos cómo los operadores de telefonía se llevarán por delante a los radiodifusores a medida que vayan implantando la tecnología 5G, y ofreciendo tarifas especiales de radio por internet que permitirán escuchar también en movilidad emisoras de todo el mundo con una calidad incluso superior a la DAB+"
A pesar de la diligencia mostrada inicialmente por la administración española de telecomunicaciones en la regulación de la radiodifusión digital, los sucesivos gobiernos la han ido relegando de forma inexplicable mientras que los licenciatarios de este servicio (calificado como de interés general por la Ley general de la comunicación audiovisual) y el operador de la red de difusión han desatendido de forma reiterada e irresponsable las prescripciones legislativas en la materia.
Puesto que ya no puede aducirse la inexistencia en el mercado de receptores digitales de radio, ni tampoco su carestía, y teniendo en cuenta que a partir del próximo 21 de diciembre todos los vehículos en venta o alquiler que incorporen una radio ésta deberá tener la capacidad de recibir las emisiones digitales, no es aventurado predecir que dentro de no mucho tiempo podrían aparecer plataformas de afectados de la radio digital reclamando su derecho a recibir sus emisiones con una cobertura similar a la existente en FM (interiores, túneles, etc.) conforme a la legislación vigente.
Y si este proceso no se acelera, veremos cómo los operadores de telefonía se llevarán por delante a los radiodifusores a medida que vayan implantando la tecnología 5G, y ofreciendo tarifas especiales de radio por internet que permitirán escuchar también en movilidad emisoras de todo el mundo con una calidad incluso superior a la DAB+.

Rafa Bernardo, el autor de esta reflexión
Si no tenemos en cuenta el nuevo léxico acuñado en esta época de pandemia provocada por el coronavirus, la palabra más utilizada últimamente por la mayoría de los miembros del Consejo de ministros es la de digitalización; esperemos que este término pueda ser aplicado también a la radiodifusión sonora. Y si lo tenemos en cuenta, creo que ya va siendo hora de acabar con el confinamiento de más de veinte años al que ha estado sometida la radio digital en nuestro país e iniciar un proceso de desescalada que nos conduzca a una nueva normalidad tecnológica que ya se ha impuesto en los principales países europeos.

Sobre el autor
Rafael Bernardo Jiménez es ingeniero de Telecomunicación por la Universidad Politécnica de Madrid y funcionario de carrera de los cuerpos de Ingenieros de radiodifusión y televisión, y Superior de sistemas y tecnologías de información de la administración del estado. Además de ejercer la docencia en la U.P.M. y prestar servicios en la administración de telecomunicaciones durante varios años, la mayor parte de su actividad profesional la desempeñó como director técnico de varias cadenas privadas de radio y televisión de ámbito nacional.
Avatar de Usuario
MPM1995
Mensajes: 678
Registrado: 15 Ene 2012, 20:48
Ubicación: Cuenca
Contactar:

Re: Radio Digital Terrestre en todo el mundo.

Mensaje por MPM1995 »

Se confirma el emisor desregulado de DAB+ en el 7B en Ibiza con las emisoras Radio Radio Network, Memory FM, Radio Vinilo, Jamm FM, The One Ibiza y una portadora etiquetada como Mastermix. Lo que pasa es que debe emitir en una cota muy alta, porque llega con calidad más o menos local a varios puntos de la isla de Mallorca.

Por cierto, Digi-Can activó el pasado mes de octubre un repetidor en Güímar en el 9C, y ahora han activado otro en el mirador de la Corona de Los Realejos en el mismo bloque. El problema es que la AMSC ha cerrado en Tenerife y, por tanto, abandonan el DAB. Les ha reemplazado en Digi-Can una radio local llamada Radio Bops.
Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados