Inicio Satélite Recuperado el satélite Intelsat 901 con una novedosa técnica

Recuperado el satélite Intelsat 901 con una novedosa técnica

Por primera vez se consigue recuperar un satélite tras finalizar su vida útil

0

Northrop Grumman Corp. y su filial SpaceLogistics LLC están detrás de la recuperación exitosa en órbita del satélite Intelsat 901. El 26 de febrero se conectaron con éxito al satélite de telecomunicaciones Intelsat 901 (IS-901) en la órbita del cementerio de satélites, donde se suministró combustible a este «satélite muerto» a través del MEV-1 (Mission Extension Vehicle – 1). Intelsat 901, que ha trabajado toda su vida en 18º Oeste, irá destinado ahora a 27,5º Oeste y funcionará allí otros 5 años.

Es la primera vez que se recupera un satélite muerto gracias a esta novedosa técnica que permitirá reanudar las operaciones comerciales en la órbita geoestacionaria.

El vehículo suministrador de combustible, el MEV-1, fue elevado junto con el satélite Eutelsat 5 West B con un cohete ruso el pasado 9 de Octubre de 2019.

Cabe recordar que el viejo satélite Intelsat 901 fue dado de baja el pasado mes de Diciembre debido a la falta de combustible al contar ya con 18 años.

Tras acabar la extensión de su vida en 5 años, el satélite será llevado de nuevo a la órbita del cementerio de satélites.

Esta no será la única misión del MEV-1, sino que está previsto que este vehículo resucitador recupere otros satélites en breve.

El 9 de octubre de 2019. MEV-1 vehículo y el satélite Eutelsat 5 West B ha sido elevado a un cohete ruso Protón . Nos gustaría recordarle que el satélite Intelsat 901 fue dado de baja en diciembre de 2019 debido a la falta de combustible. Sirvió en órbita durante 18 años. Ahora, después de la misión MEV-1, su trabajo en órbita se extenderá por otros 5 años. Luego regresará a la órbita del cementerio, donde permanecerá.

Desde Intelsat han puesto de manifiesto que la compañía ha sido siempre líder en innovación y tecnología y que esta acción cambia el juego de lo establecido hasta ahora, cruzando los límites de lo imposible.

MEV-1 fue diseñado y construido en Dulles, Virginia. Northrop Grumman y utiliza un sistema de acoplamiento mecánico que se conecta al satélite del cliente. Diseñado para el acoplamiento múltiple, MEV puede proporcionar servicios satelitales durante 15 años. A finales de este año, la compañía tiene la intención de lanzar una segunda versión del vehículo MEV-2 que se utilizará para activar otro satélite de Intelsat.

Este servicio de extensión de vida satelital es solo el primer paso en un plan de desarrollo tecnológico. La visión de la compañía es crear una flota de vehículos para el servicio satelital que no solo extienda la vida útil de los satélites, sino que también brinde otros servicios, como inspecciones satelitales y también use tecnología robótica avanzada para realizar funciones adicionales como la reparación y montaje en órbita.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí